Mort de dos musics mítics

Glenn Frey  THE EAGLES

The Eagles: Don Felder, Don Henley, Joe Walsh, Glenn Frey y Randy Meisner

En esa época, comprendida especialmente entre 1972 y 1979, la guitarra de Glenn Frey, miembro fundador de la banda, era la más escuchada del país, definiendo con sus cuerdas el country-rock más exitoso de la historia.

Frey fue mucho más que el guitarrista principal del grupo de country más famoso del planeta. Compartiendo liderazgo con el baterista Don Henley, el músico de Michigan fue parte esencial de los Eagles, esos chavales con pintas de cowboys salidos de la comunidad rockera de Los Ángeles, que se conocieron cuando fueron reclutados por separado para acompañar como banda a Linda Ronstand, cantante country de corte clásico, durante la promoción del disco Silk Purse. La experiencia llevó a Frey, Henley, el bajista Randy Meisner y el guitarrista Bernie Leadon -más tarde reemplazado por Joe Walsh y a los que luego se sumaría Don Felder, con un papel importantísimo como guitarrista- a crear su propio grupo.  Se llamaron los Eagles, en homenaje a los Byrds, que abrieron en los sesenta el camino artístico que ellos tomarían en los setenta.

Con sus camisetas viejas y vaqueros raídos, los Eagles eran la insignia perfecta de la música norteamericana al nuevo rumbo que había cogido el rock, que pronto escenificaría toda su grandilocuencia en estadios. De esta forma, le dieron a su country una apreciable pegada de hard-rock. Hotel California fue la canción que dio título al disco más importante de su carrera, una fábula sobre la ajetreada vida de las estrellas del rock, publicada en 1976.

Ese éxito, pero también esa deriva consciente de estandarizar las esencias, les llevó a ser uno de los grupos más odiados por la nueva contracultura de los setenta, por la generación punk y, aún más doloroso para ellos, por los auténticos guardianes del mejor country-rock. De estos últimos recibieron las peores palabras. Chris Hillman, que pasó por Byrds y fundó Flying Burrito Brothers, dijo: “Los Byrds inventaron el country-rock, Gram Parsons y yo lo definimos y los Eagles lo llevaron al banco”. Parsons, espíritu filosofal del género, fue más contundente cuando poco antes de morir aseguró que los Eagles eran “un mal polvo con sabor a plástico”. Y, entre tanto, Tom Waits, al que le versionaron su balada noctámbula Ol’55, aseguraba que lo mejor que se podía hacer con los discos de los Eagles era usarlos de posavasos.

Afectados mucho más por la presión de las giras y los enormes problemas internos como banda que por las críticas, se separaron en 1980. Henley y Frey se lanzaron a carreras en solitario. En el caso del reciente fallecido, sus discos pasaron sin pena ni gloria mientras componía alguna canción para el cine o se le podía ver de actor en la serie Miami Vice. Los Eagles regresaron en 1994, a pesar de que Henley juró que nunca habría un reencuentro. “Antes se congelaría el infierno”, aseguró en su día. Pero el infierno se congeló, tal y como rezaba Hell Freezes Over, el disco que sacaron para su esperado regreso, y volvieron a ser una banda de grandes audiencias.

DAVID BOWIE

David Bowie, la legendaria estrella del rock, icono estético y artístico de la segunda mitad del siglo XX, ha fallecido a los 69 años, víctima del cáncer. Así se anunciaba, hacia las 7.30 de aquella mañana, en los perfiles oficiales del artista en Facebook y Twitter.

 La noticia fue confirmada a primera hora de la mañana, también en las redes sociales, por su hijo, el director de cine Duncan Jones, de 44 años. “Lamento mucho y me entristece decir que es verdad”, ha escrito. El representante del artista ha confirmado también la noticia.

Figura importante de la música popular durante más de cinco décadas, Bowie es considerado un innovador, en particular por sus trabajos de la década de 1970 y por su peculiar voz, además de la profundidad intelectual de su obra.

En el Londres de la posguerra, nació como David Robert Jones en 1947, hijo de una acomodadora de un cine y un trabajador de una ONG. Su hermano mayor le introdujo el veneno del rock y David formó sus primeras bandas en la adolescencia. Adoptó el apellido artístico de Bowie -para diferenciarse de Davy Jones, de los Monkees- y emprendió su carrera en solitario a mediados de los años 60.

Su primer éxito fue Space Oddity, el tema que daba título a su segundo disco, en 1969. Hunky Dory (1971) y The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders of Mars (1972) cimentaron su leyenda global. La segunda mitad de los setenta trajo la llamada trilogía de Berlín, sus discos con Brian Eno, inlcuido el inmortal Heroes(1977). En los ochenta abrazó el pop y bajó a la pista de baile, con éxitos como Let’s Dance (1983).

Produjo álbumes para otros artistas, entre ellos Lou Reed (Transformer) e Iggy Pop (Raw Power, The Idior, Lust for Life) y compuso el hit All the Young Dudes, de Mott The Hoople. Además, tuvo una considerable carrera como actor, que abarcó desde montajes teatrales del Lindsay Kemp, hasta películas como El hombre que vino de las estrellas (Nicolas Roeg), Principiantes (Julien Temple),Dentro del Laberinto (Jim Henson) o La última tentación de Cristo (Scorsese).

El amor de Bowie por la actuación le llevó a meterse completamente en los personajes que creaba para su música. «Fuera del escenario soy un robot. En el escenario consigo emocionarme. Eso probablemente explica por qué prefiero disfrazarme de Ziggy a ser David». A pesar de todos estos éxitos, su vida personal encontró varias dificultades: al interpretar el mismo papel durante largos períodos de tiempo, hizo que fuese imposible para él separar Ziggy Stardust, y después, The Thin White Duke, de su propia persona.

Con sus discos, sus apariciones cinematográficas y sus looks, David Bowie deja una huella imborrable en la música y en la cultura popular del último medio siglo. Estaba casado desde 1992 con la modelo Iman, con quien tuvo una hija Alexandria Zahra, que ahora tiene 15 años.

 

 

Anuncios